miércoles, 14 de noviembre de 2012

EXPOSICIÓN DE ZAHA HADID

Si estaba explicando mis trabajos de AutoCAD, en concreto, el del Museo Arqueológio de la Vega Baja), ¿cómo es que me da ahora por hablar de Zaha Hadid?

Muy sencillo. El sábado 20 de octubre, por la mañana, fui a Ivorypress (galería de arte y tienda especializada en libros de esta temática de Elena Ochoa, mujer de Norman Foster) a ver la exposición dedicada a la arquitecta iraquí Zaha Hadid, de la que nos había hablado una de las profesoras de Infografía. Se titulaba: "Zaha Hadid. Beyond Boundaries, Art and Design".

Fue realmente impresionante. Yo ya conocía a esta arquitecta (¿quién no la conoce hoy en día?), y sabía algo de su obra. Me parecía, ante todo, bastante radical, extravagante, atrevida. Creo que "loca" sería lo más acertado. Ese sábado fue la última de las visitas guiadas que se hizo de la exposición (solo había cuatro). Y menos mal que fui, porque resulta que no había un solo cartel explicando cada obra. Tan solo un breve texto sobre la arquitecta al entrar a la galería.



En esta visita guiada aprendí a mirar la obra de Zaha desde otro punto de vista. Omitiendo el repaso a la vida y trayectoria de Zaha (ocuparía mucho espacio en el blog y tiempo de lectura del visitante, ambos muy preciados), lo más llamativo de su carrera es que no se construye un edificio suyo hasta 1990. ¿Cómo puede ser? Su arquitectura no es fácil de entender, ni de interpretar, ni mucho menos de construir. El haber estudiado Matemáticas ejerce una gran influencia en sus proyectos, como se puede apreciar en los cuadros que hace para concebirlos, en los que no se basa en la concepción espacial tradicional de tres dimensiones, sino que parece haber muchas más que se van superponiendo. Podríamos calificar su arquitectura como libre, fluida, caótica, suprematista, deconstructivista. Zaha busca nuevas formas de trabajar, nuevos planteamientos, radicalmente distintos a todo lo anterior. Todos los cuadros están pintados por ella, usando acrílico y tiralíneas.
 

 
A la hora de proyectar, se centra en diseñar no solo el volumen sino también el vacío, el espacio habitable. Ella misma explica que imagina fluctuaciones de movimiento y energía y que eso es lo que determina la forma de sus construcciones. En sus cuadros se ve cómo dibuja el edificio en movimiento, como una sucesión de momentos, parecen los fotogramas de una película.



Es cierto que sus edificios y construcciones no gustan a mucha gente, es más, suele ser bastante criticada. Sin embargo, ha supuesto un gran cambio en la arquitectura contemporánea, y ejerce muchísima influencia en todo el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada